Averías de la batería del coche en invierno

Averías de la batería del coche en invierno

¿Tienes problemas con la batería del coche siempre que llega el invierno? Te contamos las principales causas de su deterioro en esta época del año.

Las bajas temperaturas pueden pasarle factura a tu vehículo si no tomas una serie de precauciones

La batería del coche es la fuente de energía de todos los elementos eléctricos del automóvil, desde el GPS hasta la tecnología más moderna como el “Start-Stop”. A fin de garantizar que las baterías no se descarguen hasta el punto de resultar dañadas, es fundamental revisarlas cada 6 meses aproximadamente tras la fecha de la segunda recarga,  y conocer muy bien los requisitos y especificaciones de los fabricantes.

La vida media de una batería oscila entre los 4-5 años, y aunque su temporalidad dependerá del modelo y las condiciones climatológicas a las que esté expuesta diariamente, las condiciones de temperatura y humedad influyen notablemente en la zona de almacenamiento, es decir, mientras más tiempo se encuentre el coche en un entorno gélido, mayor será la velocidad de descarga de la batería.

¿Qué averías requieren de un recambio de batería?

  • Desgaste

La batería libera la electricidad almacenada en su interior con ciclos de carga y descarga, y cada vez que esto ocurre, se pierde un poco del material activo de las placas.

La vida útil de la batería del coche está determinada por la temperatura, el estado de carga operativo, el ciclo de trabajo, etc. Factores que la envejecen y producen a largo plazo fallos inesperados, sobre todo, en situaciones donde la batería se pone en tensión por primera vez (una mañana fría o tras un estacionamiento prolongado del vehículo).

  • Sulfatación

Se produce cuando la batería se encuentra descargada durante un largo período de tiempo debido al consumo de la alarma, el reloj, los faros, etc., y hay una reacción química que afecta de forma permanente a su rendimiento.

La sufaltación se detecta cuando aparece un fino recubrimiento blanco o gris alrededor de la placa positiva. En la mayoría de los casos implica una renovación de la batería.

  • Ciclos profundos

La velocidad y periodo de recarga de una batería es una información que está indicada en las instrucciones del catálogo. Cuando éstas se incumplen, se produce una aceleración de la pérdida de rendimiento que influye en la concentración de ácido entre las placas, generando los primeros signos de corrosión.

  • Daños físicos

Se producen en los casos que la batería se guarda, manipula o instala de manera incorrecta, sobre todo, cuando los cables conectores no quedan bien sujetos.

Las averías de las baterías del coche provocadas por desgaste, sulfatación, ciclo profundo y daños físicos, se producen además por los siguientes motivos.

  1. Mal funcionamiento del alternador, regulador o motor de arranque.
  2. Cuando la correa de carga del alternador no está bien ajustada.
  3. Por una avería eléctrica provocada por un desajuste en la iluminación del maletero/guantera o limpiaparabrisas.
  4. Un uso excesivo del aire acondicionado, dispositivo móvil o de música.
  5. Estacionamiento a largo plazo sin arrancar el vehículo.
  6. Dejar encendidas los faros o luces de emergencia.

Si tienes dudas sobre el estado de tu batería, consúltanos sin compromiso y te recomendaremos en función de si necesitas una inspección visual. Muévete seguro, viaja tranquilo.

DEJAR UN COMENTARIO

Tu comentario será publicado en menos de 24 horas.

1 COMENTARIO

  • David Barba
    16 octubre, 2019, 10:16 am REPLY

    Me apunto las causas para intentar no caer en ellas. Gracias por los consejos. Siempre vienen bien.

© Copyright 2016 Maurizio Motor por SignosCyM