Antonio Manuel Domínguez: “Al final de mi jornada de trabajo siempre he aprendido algo nuevo”
  • 1027
  • 0

Antonio Manuel Domínguez: “Al final de mi jornada de trabajo siempre he aprendido algo nuevo”

Trabajaba como mecánico en un concesionario cuando un accidente de tráfico truncó su carrera. Su pasión por la automoción hizo que sacara un pie de rehabilitación y pusiera otro en Maurizio Motor, hace ya 13 años. Ahora, Antonio Manuel Domínguez disfruta del aprendizaje diario que le aporta su trabajo como dependiente y, fuera de él, de su recién ampliada familia.   

¿A qué se dedicaba Antonio Manuel Domínguez antes de empezar a trabajar en Maurizio Motor?

Estudié un curso de automoción y, hasta que aterricé en Maurizio Motor, hace ya 13 años, era mecánico en un concesionario de Moguer.

¿Cómo llegaste a formar parte del equipo de Maurizio Cabeza?

Un accidente de tráfico que me tuvo de baja todo un año me inhabilitó para trabajar como mecánico. Mi entonces jefe era cliente de Maurizio Cabeza, a quien yo también conocía, así que cuando me dieron el alta, lo llamé y me contrató.

¿Qué recuerdos tienes de tus primeros pasos en la empresa?

El año que llegué se abrió la tienda actual, en el polígono industrial Los Arroyos de Moguer, ya con la denominación de Maurizio Motor. Así que mis recuerdos están muy relacionados con el crecimiento de esta empresa.

Antes de empezar, tenías conocimiento de automoción, dada tu formación y experiencia previas, pero ¿qué sabías del resto de líneas de negocio?

Del sector agrícola y de camiones tenía ciertos conocimientos, pero de maquinaria de bosque y jardín menos. No obstante, todas nuestras líneas de negocio tienen cierta relación entre sí. Además, la ayuda de los compañeros y la experiencia del día a día hicieron que aprendiera rápido.

¿Cómo es el día a día de un dependiente en Maurizio Motor, una empresa que aborda tantos sectores (agrícola, automoción, jardinería…)?

A pesar de que pueda parecer un trabajo monótono, para nada lo es. Te levantas todos los días sin saber a lo que te vas a enfrentar. Porque el trabajo de dependiente en Maurizio Motor es mucho más que esperar detrás del mostrador a que te pidan aceite o pastillas de freno. Al final de la jornada siempre has aprendido algo nuevo. Y esto es lo que más me gusta de mi trabajo.   

taller mecanico 

¿Qué cualidades crees que son necesarias para trabajar en Maurizio Motor en general y para ser un buen dependiente en particular?

Para trabajar en Maurizio Motor, en general, hay que saber sobre muchas cosas o, al menos, tener una buena actitud para aprender del día a día, que te enseña mucho en una empresa con servicios tan variados como ésta. Y para trabajar como dependiente, en particular, es indispensable la amabilidad y el ser resolutivo porque los clientes vienen a menudo no a por un producto concreto, sino con un problema para que tú le ayudes con la solución.

Si no hubieras desembarcado aquí hace 13 años, ¿a qué crees que te habrías dedicado?

Teniendo en cuenta que llegué a Maurizio Motor como consecuencia de un cambio radical en mi vida, no sé qué otro trabajo podría haber desempeñado. La realidad es que, una vez terminé la rehabilitación, tuve la oportunidad de empezar a trabajar aquí y estoy muy contento a pesar de las circunstancias.

¿Cuál es el secreto del éxito de Maurizio Motor?

Su vocación de servicio al cliente: solucionamos la gran mayoría de los problemas que tienen, que se van satisfechos y, como consecuencia, suelen volver.

Cuando Antonio Manuel Domínguez no está tras el mostrador de Maurizio Motor, ¿qué hace?

Estar con mi familia, especialmente ahora que tengo un hijo con cinco meses, y con los amigos, a los que nos gusta recibir en casa. Además, soy hermano mayor de la Hermandad de La Borriquita de Moguer, por lo que también le dedico tiempo a actividades relacionadas con la Semana Santa.

DEJAR UN COMENTARIO

Tu comentario será publicado en menos de 24 horas.

© Copyright 2016 Maurizio Motor por SignosCyM