Las averías más comunes de una bicicleta

Las averías más comunes de una bicicleta

“Las bicicletas son para el verano”. No lo decimos nosotros, sino el título de una película. Aunque los amantes de este deporte de las dos ruedas lo practican cualquier día del año, bien es cierto que el verano invita más a subirse a una bici al contar con días más largos que permiten hacer rutas de más kilómetros. Pero sea cual sea tu estación preferida para desarrollar esta actividad, siempre debes tener presente una máxima: cuáles son las averías más comunes de una bicicleta. De este modo, estarás preparado para arreglarlas y no tener que volverte a casa caminando, bici en mano.

 

Pinchazos

Pinchar es una de las averías más comunes de una bicicleta. Un buen mantenimiento de la cubierta, la limpieza y una correcta presión de las ruedas ayuda. Pero un pequeño cristal, el mal estado del terrero o alargar en exceso la vida útil del neumático, entre otras causas, puede terminar en pinchazo.

Ante esta avería podemos actuar de diferentes maneras: poner una cámara nueva; arreglar el pinchazo (localizarlo y parchearlo) y volver a montar la misma cámara; o utilizar un espray antipinchazos para salir del paso. La segunda opción es la más barata, mientras que la tercera es la más cara y, si el terreno es técnico, la menos práctica.

 

Salida de la cadena

Volver a colocar la cadena de la bicicleta en su sitio no tiene mucha complicación. Basta con quitar la tensión de la cadena empujando el cambio y ponerla correctamente. Si no quieres acabar con las manos llenas de grasa, aquí llevas un truco: subir el cambio al plato mediano y darle a los pedales, de modo que la cadena entrará sola sin que tengamos que tocarla.

 

Desajuste de los cambios

Comprobar que los cambios funcionan correctamente es una tarea de mantenimiento que debemos realizar antes de una salida larga. Si al cambiar de piñón la cadena se atranca, bota o se sale por arriba o por abajo, hay que ajustar el cambio trasero de la bici.

Esta tarea se hace actuando sobre los tensores del cable de cambio, con lo que conseguiremos que la cadena encaje perfectamente con las coronas. Te dejamos un vídeo para que te resulte más fácil entenderlo, pero si aun así tienes dudas, lo mejor es que lo dejes en manos de profesionales de las bicicletas.



Rotura de radio

Si se afloja o se rompe un radio, éste puede chocar con diferentes partes de la bicicleta. Casi nadie la lleva en su kit de herramientas, pero una llave ayudaría a apretar o quitar el radio en cuestión. Otra opción es atar con una goma o liar el radio con el que está a su lado. Pero… ¡Cuidado! No ejerzas mucha presión.

 

Rotura de la cadena

Un buen mantenimiento de la cadena de la bicicleta hará difícil que ésta se rompa. Pero llevarla muy cruzada o un cambio brusco de marcha puede hacer que sufras esta avería que nos dejaría KO. A no ser que lleves un tronchacadenas.

Estas son cinco de las averías más comunes de una bicicleta. La mayoría de ellas, evitables con un buen mantenimiento. Recuerda que Maurizio Motor no sólo es un punto de venta de bicis en Huelva, sino que además contamos con la oferta más amplia de recambios, así como un completo servicio de taller especializado en el que reparamos todo tipo de bicicletas.

DEJAR UN COMENTARIO

Tu comentario será publicado en menos de 24 horas.

© Copyright 2016 Maurizio Motor por SignosCyM